Publicado el Deja un comentario

[e-Radiant] Arte, Ciencia y Juego

“La belleza pierde su existencia si se le suprimen los efectos de la sombra.”

Junichiro Tanizaki «El elogio de la sombra»

·

La iridiscencia

Fue casi accidental el hallazgo del material iridiscente. Lo conocía, incluso lo había usado tiempo antes, pero lo tenía completamente asociado a proyectos de interiorismo y arquitectura efímera… siempre adhesivado a un vidrio enorme, así que nunca lo había contemplado como un posible material para extrapolarlo al mundo del juego (fallo del pensamiento divergente)… quizá porque fue justo en ese tiempo cuando empezaba a diseñar objetos para jugar con la luz y, ya se sabe que en la fase de investigación y creación los sentidos se agudizan y nos volvemos a sensibles a cualquier estímulo.

Un día cualquiera de 2017, revolvía entre los retales de metacrilato de uno de mis proveedores cuando apareció una plaquita pequeña de este acrílico iridiscente. Creo que fue el cambio de escala, el poder contener la magia en las manos, acercarla, alejarla, girarla… (¡jugar con ella!) lo que me hizo redescubrirlo. También el cambio de soporte, no consideraba el vidrio apto para ofrecer a los niños, en cambio, el acrílico es uno de los materiales con el que más he trabajado en diversas disciplinas a lo largo de mi vida y de alguna manera me era cercano ¿por qué no se me habría ocurrido antes?. Es muy fácil de mecanizar, tenía recursos para hacerlo, lo estaba haciendo ya con otros juegos… pero este parecía que tenía muchas posibilidades.

el mundo a través de e-Radiant

·

Jugabilidad

Me fuí con mi retal-tesoro y al llegar al taller lo diseccioné cuidadosamente, convirtiéndolo en rectángulos de varios tamaños: unos con unas maclas pequeñitas otros sin… Empezamos a jugar con ellos:

Colores, luces, sombras, reflejos, transparencia, proyecciones… ¡maravilla!. Piezas, sombras y proyecciones mutaban el color al girarlas o simplemente cuando estaban posadas y el sol iba cambiando de posición. ¡Cuántas virtudes y cualidades especiales en un solo objeto!

Seguimos probando y, en un afán de protegerlas para que no se rayasen, alojé algunas de las plaquitas en unos marcos gruesos sobrantes de otras piezas para jugar con luz. Combinamos con otros juegos de espejos que habíamos hecho también con retales. En casa, el juego de los mini-mundos estaba en auge así que resultó perfecto: ciudades futuristas para coches y caballos…

·

El terreno de juego

En aquel momento colaboraba estrechamente en distintos proyectos con el equipo de Createctura pero fundamentalmente, desde Ephimera generábamos materiales para explorar en sus talleres regulares para familias y formación a docentes. Aquí, a las placas, se les dió contexto para ser exploradas y manipuladas por los verdaderos protagonistas, y fue realmente este ensayo de jugabilidad el empujón para convertirlo en un objeto lúdico.

Aunque eran muy bonitas y robustas las piezas de marcos gruesos, no eran muy operativas para acumular muchas y/o transportarlas así que preparamos unas placas alojadas en unos marcos de madera más estrechos y finos, también autoportantes, más adaptadas a su futuro nómada. Resultaron muy interesantes por el degradado de color que hacían las sombras ininterrumpidas y sus proyecciones… era posible dibujar y construir con luz natural, transformar el espacio con las placas en equilibrio y el sol como único vehículo, recrear estos bellos paisajes efímeros…

Paisajes efímeros en Serendipia, los talleres regulares de Createctura.

·

Prototipado

Entramos en la fase producción y prototipado… primera mala noticia: el metacrilato iridiscente comercializado como tal, estaba d-e-s-c-a-t-a-l-o-g-a-d-o… ¡oh nooooo!. Ni los proveedores pequeños, ni los grandes, ni los medianos, ni siquiera los fabricantes tenían idea de cómo poder conseguirlo. Ni en España, ni en EEUU, ni en China… estuve a punto de conseguir un stock abandonado de un fabricante en Alemania pero finalmente se echaron para atrás con no recuerdo qué pretexto (yo creo que se arrepintieron al recordar lo que molaba y, al saber que había gente loca en el mundo que daría un meñique por encontrarlo, se les revalorizó la mercancía 😉

Fueron casi 7 meses los que pasaron hasta encontrar el material para seguir investigando. Quienes trabajamos en producción sabemos cuánto de frustrante es esta parte del asunto y es que, de nuevo, no supe ver a tiempo que el metacrilato no era lo que buscaba… realmente lo que necesitaba era la lámina! Ay…la lámina! La lámina siempre estuvo ahí pero no lo supe hasta que uno de esos proveedores a los que había mareado por un tiempo, me llamó para decirme que sabía cómo conseguirla, era un fabricante muy reconocido.

·

Pre-venta

Y aquí llegó la siguiente mala noticia: el coste económico. Parecía inviable poder invertir en ella teniendo en cuenta el coste por m2 y que el pedido mínimo de metros -teniendo en cuenta que es un material de uso en arquitectura e interiorismo principalmente- era muy máximo para mí… sin certeza de poder comercializarlo… ¿cómo hacer? ¡si además también necesitaba metacrilato transparente para adhesivarlo, y adhesivarlo y cortarlo, y madera, y montaje…! Los costes se disparaban pero… ¿cómo dejarlo ir? si era un material maravilloso, ¿cómo no multiplicar el efecto y dejárselo sin conocer a la infancia?.

Un post en redes sociales explicando la situación acompañado de algunas de las fotos de las experiencias de juego, fue la explosión de e-Radiant. Fueron tantas las personas interesadas en la pre-venta que conseguí abastacerme de todo lo necesario para fabricar más de 400 placas. Familias, escuelas, tiendas y otros colectivos unidos para facilitar el juego con la luz… fue un momento muy bonito de los inicios de este objeto.

Montaje con algunas de las 400 placas fabricadas

·

Otras miradas

Pronto comenzaron a llegar imágenes de arte, ciencia y juego, de las personas que ya estaban descubriendo e-Radiant: construcciones, reflejos, mesas de luz, actividades plásticas, luz natural, proyecciones, luz artificial, mini-mundos, instalaciones de juego, aire libre… el juego dándose en cada lugar, en cada circunstancia… ¡derroche de creatividad!

Jugar con luz

Durante esos meses, en paralelo -y en paralelo también a otras de mis actividades profesionales-, seguía desarrollando materiales para descubrir la luz a través del juego libre. Uno de los últimos diseños eran estas piezas orgánicas bautizadas como Moléculas. Inspiradas en las configuraciones de las piezas de Tetris -súper fan de niña-, parten de un único módulo circular que se adhiere a otros en diferentes direcciones y en ángulo recto para formar distintas combinaciones a modo de átomo y que combinadas entre sí generan esas estructuras moleculares. Dotadas de una perforación central permiten realizar construcciones con cordones, pajitas, tornillos o cualquier otro elemento pasante al alcance para construir en volumen.

En principio estaban prototipadas en un kit combinado de metacrilato naranja mate, MDF texturizado y metacrilato espejo pero tenía ganas de ver cómo funcionaba el iridiscente con esta nueva morfología de pieza. Y, claro, nunca más volví a cortar estas piezas en los materiales originales.

·

Piezas sueltas

Una de las primeras personas con quien compartí las moléculas fue Priscilla Vela, Mamá Extraterrestre. También fue una de las primeras en interesarse por las placas iridiscentes en aquella campaña de pre-venta unos meses antes, así que tenía a su disposición gran parte mi colección de prototipos para investigar con ellas y aportar su visión. En aquel momento, Priscilla, estaba inmersa en un gran proyecto, creo que aún en una fase muy prematura, de un concepto del que después se convertiría en embajadora nacional, la Teoría de Piezas Sueltas de Simon Nicholson.

Tras meses de investigación, en su blog escribía sobre Piezas Sueltas y definía e-Radiant como Piezas Sueltas Experimentales:

Las placas E-Radiant de Ephimera Play son la prueba de que el nuevo paradigma educativo existe y está pasando. Este material innovador a más no poder, aúna piezas de construcción que se pueden apilar y combinar de mil maneras con el juego sensorial y de luz (muy Reggio Emilia) y con la interdisciplinariedad de la que tanto nos habla Nicholson que deben tener las Piezas Sueltas: el material de color es una lámina de un material utilizado por arquitectos, artistas y diseñadores de vanguardia. Súper original!!!  

Priscilla Vela

Junto a ella, co-autora del libro y detrás de la cámara, trabajaba la fotógrafa Mercedes Herrán. Un tándem profesional del que, con cualquier piezas suelta que cae entre sus manos, surgen experiencias de juego e imágenes bellísimas… las piezas iridiscentes eran unas de ellas, así que ilustraban el juego de manera sencilla y limpia. Las fotos de Merche bajo la dirección artística de Priscilla da lugar a estos momentos maravillosos…

Por suerte, compartieron conmigo -y más tarde con el mundo en su libro Piezas Sueltas– toda ese mundo maravilloso que entre ambas habían creado. Emocionante ver las piezas a través de los ojos de Merche ilustrando los textos de Priscilla, y… ¿ esa molécula como parte del bodegón de la portada?…

·

Instalaciones de Juego

FOTOSÍNTESIS (2018)

La primera vez que todos los prototipos y pruebas que venía investigando se juntaron para hacer juego a lo grande, fue justo un año después, en Fotosíntesis, un taller muy especial de La Regadera, invitada por Sara San Gregorio para jugar con luz en MediaLab Prado.

Las diferentes formas de e-Radiant convivieron además con las piezas de Microarquitectura de la propia Sara y los recortes y vídeos de la collagista Aurora Gorrión, convirtiendo el auditorio en un laboratorio lumínico de juego a varias escalas y abordado desde distintos lenguajes. También fue el primer taller compartido con Sara, algo que para mí y para e-Radiant fue un punto de partida hacia otros lugares, hacia una investigación compartida a partir del mismo motor… pero aún no lo sabíamos.

·

Arte + Educación

LED 2018 – LA LUZ TOMA LA PALABRA

A esta alturas ya estaba muy claro que el material era muy versátil y muy jugable pero siempre se había testado en un ambiente creado para que el juego se produzca. Esta era la primera vez que e-Radiant servía como herramienta para otros fines. Y fue Cynthia González, artista audiovisual, educadora y amiga, quien puso las placas e-Radiant por primera vez -que yo conozca- en el departamento de Educación de un museo: EducaThyssen.

Cynthia participa en el proyecto Musaraña en su convocatoria LED (Laboratorio Estival Docente) 2018, ofreciendo al profesorado la posibilidad de intervenir el museo desde sus propios intereses, mediante su experiencia en la transformación de espacios a través de la luz. Las placas e-Radiant invadieron con luz los «no lugares» del museo.

Musaraña – LED 2018 (EducaThyssen)

·

LAS FORMAS DE LA LUZ (2019)

De nuevo, un laboratorio de luz en un museo… En esta ocasión, y otra vez de la mano de Cynthia, las placas se cuelan en el departamento de Educación del Museo del Prado para investigar Las Formas de la Luz.

Cynthia González y Patricia Raijenstein, acompañan un recorrido por la colección del Museo del Prado comparando obra clásica con artistas contemporáneos que trabajan con luz… la visita finaliza con una experiencia en las aulas de educación, convertidas en laboratorio, donde terminar por comprobar las cualidades magníficas de la luz en todas sus formas.

Encontramos aquí Sara San Gregorio y yo la manera de colaborar, de juntar nuestras piezas o al menos hacerlas convivir, para equipar dos salas experimentales de luz. No sólo e-Radiant cabe en este espacio, combinamos con Microarquitectura y otras colecciones, objetos y mobiliario diseñado y producido por nosotras mismas. Aquí las piezas de ambas comienzan a acercarse y surge una primera adaptación de las piezas de Microarquitectura a versión circular… el comienzo de algo nuevo, pero seguíamos sin saberlo.

·

LA LUZ EN JUEGO (2019)

La Luz en Juego es la primera propuesta itinerante sobre pedagogía de la luz que desarrollamos Sara y yo a partir de nuestros propios materiales. Es un combinado de formación a docentes, acompañamiento para escolares y también para familias en el entorno escolar.

E-Radiant vuelve a estar presente aquí e investigamos en este caso con luz artificial. Transformamos el espacio a través de la luz creando un agradable y sorprendente ambiente preparado para experimentar en la escuela. Median el juego piezas a pequeña escala y articulan el espacio las piezas grandes de Microarquitectura.

·

AL SALIR DE CLASE (2020)

Esta vez, acompañadas de Sara San Gregorio y Clara Eslava, e-Radiant vuelve a Musaraña de Educathysen en su convocatoria Al salir de clase: un encuentro dedicado a pensar los lugares que habitamos, en los que aprendemos y jugamos, a partir de los espacios creados por el arte en la pintura, la escultura o en las prácticas artísticas contemporáneas.

·

Juego fusionado

ESTRELLAS (2019)

El trabajo compartido con Sara comienza a tomar forma. Estamos cerca de las navidades y, juntas, desarrollamos una propuesta de juego para las actividades en las aulas del Centro Botín. Es esta la primera fusión intencionada de nuestras piezas donde sumamos nuestros diseños para generar objetos y espacios nuevos.

Las placas e-Radiant se tornan circulares para jugar solas o combinadas con las pequeñas estaciones que generan las piezas de Sara, que también se han transformado en artefactos que pretenden acercarse al círculo como módulo. El círculo es nuestra geometría compartida… vamos adaptando todo lo anterior a esta nueva forma e incluso diseñamos mobiliario nuevo.

Menudas Piezas: la marca

A partir de aquí puedes seguir nuestra historia juntas en www.menudaspiezas.es

Publicado el

[Creación de material didáctico] Taller de Educación Cósmica en el Colegio Verdemar. Ephimera PLAY

taller calendario

Con el cambio de año, más coles se animan a incluir en sus aulas un nuevo calendario que ayuda a los más pequeños a comprender el paso del tiempo de manera manipulativa y visual. Algunos lo hacen a través de nuestro taller escolar de #educacioncosmica en el que no sólo adquieren el producto y lo manufacturan, si no que se les acerca de manera lúdica la comprensión del paso del tiempo y su lugar en el mundo. Además, este modelo en concreto, permite colgarlo en la pared y trabajar con el en vertical. Ha sido incluido en las rutinas diarias de aula y con el también trabajan mates.

Sigue leyendo [Creación de material didáctico] Taller de Educación Cósmica en el Colegio Verdemar. Ephimera PLAY